English

My name is Lucia, I´m 42 years old and I’m the leader of Producciones Bella Vista. When I was a kid I went to school I couldn’t finish because of my parent’s financial situation. In my family we are 12 siblings, I was the number five but I was the first girl. Because I was the first daughter I had to stay home and help my mother.

Thanks to Fundación Castillo Córdova I started working with Wakami. In beginning, it was difficult because my husband disapproved my job. I was the leader of the group and I had to travel alone to the workshops and that infuriated him. Before I worked with Wakami I barely left the house, and if I did couldn’t do it alone. I used to feel nervous, and sometimes I would cry and prayed God that He could make my husband understand. My prayers were heard and now my husband supports me.

Working with Wakami has been an amazing opportunity for me. Wakami has helped us with an scholarship to one of my sons, an Ecofiltro and a solar panel. When the electric power goes off in the neighborhood we are the only house who has light. I’m the mother of six children and I dream to give them an education and opportunities so they can have better lives.

I also dream that my producers earn enough money for their children. My approach is to encourage women to support their daughters, especially in school because we are the winners and we need to support each other. I want to work, I want to improve and I’m grateful to Wakami and God because they have helped

Español

Mi nombre es Lucía, tengo 42 años, tengo 6 hijos y soy la líder del grupo Producciones Bella Vista. Cuando era niña fui a la escuela pero mis padres no me dieron la oportunidad de terminar mis estudios. En mi familia éramos doce hijos, yo era la número cinco pero era la primera niña. Como era la primera hija me quedé ayudando a mi mamá en la casa.

Gracias a la Fundación Castillo Córdova trabajo con Wakami. Empezar con Wakami fue muy difícil por mi esposo. Como soy la líder tenía que viajar a capacitarme, pero mi esposo se molestaba mucho. Antes casi no salía y sí lo hacía tenía que ir acompañada. Pero para ir a las capacitaciones llevar a dos personas salía muy caro entonces tenía que ir sola.  Antes me sentía muy nerviosa por ir, a veces lloraba y le oraba a Dios que me ayudara porque mi esposo peleaba mucho conmigo. Ahora mi esposo, 4 años después de comenzar, me apoya. Ya no es tan machista. Ya gané.

Para mi ha sido una gran oportunidad trabajar en Wakami porque con el dinero que gano puedo pagarle los estudios a mis hijos. Wakami nos ha apoyado con una beca, Ecofiltros y un panel solar. El panel solar me ha ayudado bastante porque es económico y cuando se va la luz yo soy la única en el vecindario que tiene energía eléctrica.

Sueño con darles un buen futuro a mis hijos dándoles estudio. También sueño que mis productoras ganen dinero para que puedan proveerles a sus familisa. Yo las animo para que les den oportunidades a sus hijas, en especial en el estudio porque nosotras las mujeres somos las ganadoras. Quiero trabajar y apoyar; y Wakami y Dios me están ayudando a hacerlo. Gracias.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *